País Colombia
   
Escala
   
Corte Corte Constitucional
   
Fecha 18/02/2016
   
Caso Sentencia C-069 de 2016. M.P. Luis Gillermo Guerrero Pérez
   
Temas Violencia Contra las Mujeres
   
Descriptores Violencia en conflicto armado.Violencia institucional. Niñas, niños y adolescentes
   
Derechos CEDAW a una vida libre de violencia
   
Sumario

La Corte procede a analizar la demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 190 (parcial) de la Ley 1448 de 2011, ley por medio de la cual se dictan medidas de atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno y se dictan otras disposiciones. El actor demanda la expresión en negrilla contenida en dicha disposición:

"Todos los niños, niñas y adolescentes víctimas del reclutamiento, tendrán derecho a la reparación integral en los términos de la presente ley. Los niños, niñas y adolescentes víctimas del delito de reclutamiento ilícito podrán reclamar la reparación del daño, de acuerdo con la prescripción del delito consagrada en el artículo 83 del Código Penal.

La restitución de los derechos de los niños, niñas y adolescentes estará a cargo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Una vez los niños, niñas y adolescentes cumplan la mayoría de edad, podrán ingresar al proceso de reintegración social y económica que lidera la Alta Consejería para la Reintegración Social y Económica de Personas de Grupos Alzados en Armas, siempre que cuenten con la certificación de desvinculación de un grupo armado organizado al margen de la ley expedida por el Comité Operativo de la Dejación de las Armas.”

El actor aduce que el artículo impugnado, al exigirle a los niños, niñas y adolescentes desmovilizados que cumplen su mayoría de edad, un certificado expedido por el Comité Operativo para la Dejación de armas (en adelante CODA), como requisito previo para ingresar a los programas de reintegración social y económica ofrecidos en favor de las víctimas de reclutamiento forzado, establece un trato diferencial, injustificado y discriminatorio, en razón a que dicho documento “no es entregado a niños, niñas y adolescentes que se han desvinculado de grupos armados ilegales post-desmovilización, por considerarse que dichas estructuras criminales no forman parte de los actores armados del conflicto”.

En esa medida, a juicio del actor, “el certificado CODA únicamente es entregado a la niñez y adolescencia desvinculada de grupos armados guerrilleros y/o paramilitares”, excluyendo aquellos menores que abandonan otros grupos armados ilegales. 

La Corte decide declarar exequible la expresión demandada en el entendido que la certificación de desvinculación que expide el Comité Operativo de la Dejación de las Armas (CODA) se debe entregar a todas las víctimas de reclutamiento ilícito, en el contexto del conflicto armado, que cumplan la mayoría de edad, sin importar el grupo armado ilegal del que se hayan desvinculado.

En su análisis encuentra que contrario a lo planteado por el actor,  la exigencia del certificado expedido por el CODA no es para acreditar la condición de víctima de reclutamiento ilícito ni para acceder a los beneficios derivados de esa calidad genérica, sino para demostrar la condición de desvinculado de un movimiento armado ilegal -víctima de reclutamiento forzado- lo que le permite ingresar a unos programas especiales de reinserción y reintegración social que se derivan igualmente de esa especial condición. 

   
Análisis

Este pronunciamiento de la Corte constituye un avance en la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes que han sido reclutados de manera forzada por los grupos armados ilegales y en la eliminación de factores que generan discriminación entre uno y otro grupo de victimas por haberse relacionado dicha calidad con la que detentan los grupos ilegales a los que pertenecieron. Se considera importante igualmente la aclaración que hace la Corte en tanto a que también se consideran víctimas del conflicto armado aquellas niñas, niños y adolescentes que han sido reclutados por grupos post-desmovilización como las Bacrim grupos constituidos luego de la  desmovilización de los grupos paramilitares en Colombia. Lo anterior significa que esta parte de la población podrá acceder a los programas de reintegración estipulados por el gobierno colombiano en tanto se entiende que algunos de los actos ejecutados por estos grupos han sido realizados dentro del marco del conflicto armado en todo caso mantienen unas características de estructura y modus operandi que los hace, para ciertos efectos, asimilables.  Constituye una sentencia importante igualmente en la medida en que establece que el certificado expedido por el CODA no solo se otorga a las víctimas de reclutamiento ilícito que hayan cumplido la mayoría de edad sino también se otorga a los niños, niñas y adolescentes víctimas de reclutamiento ilícito, como requisito para permitir su acceso a los beneficios y programas sociales, económicos y jurídicos que han sido especialmente diseñados y previstos en las respectivas leyes para lograr su reintegración a la vida civil.

   
Patrocinante Sin Información
   
Sentencia Ampliar

  Volver    
 
     
 
Administración Web - PACKGLOBAL